Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Hay un problema con los eventos para emprendedores.

Todos asistimos con un objetivo en concreto.

Vender
Ampliar nuestra network
Conocer inversores
Vestir la misma remera gris de Mark Zuckerberg.
Bajar ideas o inspirarnos
Etc

No está mal.

Aportan valor.

Pero al cierre terminamos con tensión.

¿Cumplí la meta?

Si, No, Tal vez.

Luego la repetición.

Lo mismo una y otra vez.

El ciclo nos desgasta.

Hasta que un día dejamos de asistir.

¿Y si lo hacemos al revés?

Sin objetivos. Sin expectativas.

Descubrir, explorar y conectar.

Contenidos diferentes, pero sin agenda.

Algunas caras conocidas,

Algunas mentes nuevas.

Repensarnos.

Radicalmente simple.

Incomodarnos ante la naturaleza.

Estirarnos hacia lo desconocido.

Relajarnos entre pares.

Dejar la remera de Mark en la ciudad.

Lucir como eres.

Sin etiquetas.

El anti summit del futuro, hoy.

En la montaña.

En modo camping.

¿Te sumas?